DATOS

DEBUT Detective Comics (Vol. 1) #58 (dic. 1941)
VERSIÓN ACTUAL Penguin: Pain and Prejudice #1 (dic. 2011)
NOMBRE REAL Oswald Chesterfield Cobblepot
BASE Gotham City
ESTATURA 1,57 m
PESO 79 kg
Ojos Azules
CABELLO Negro
PODERES/HABILIDADES Estratega brillante y despiadado; tiene conexiones con casi cada facción del mundo criminal de Gotham; sus armas incluyen paraguas trucados y letales invenciones inspiradas en los pingüinos
ALIADOS Lark, Catwoman, Mr. Toxic, Hypnotic, Mr. Combustible
ENEMIGOS Batman, familia Batman, Canario Negro, Emperador Blackgate

Breve resumen

Oswald Cobblepot lleva casi toda la vida con el mote de «el Pingüino». De niño lo usaban para meterse con él, pero Oswald lo adoptó y lo convirtió en un apodo que se susurraba con miedo en las esquinas más oscuras de Gotham City. Cobblepot venía de una familia rica y corrupta, y se mostró a la altura de su legado. Se erigió en un jefe del crimen al que solo mantiene a raya otra temida figura de Gotham: Batman.

Biografía

La familia Cobblepot es una célebre institución en Gotham, tan antigua como los Wayne, pero marcada por décadas de corrupción. Oswald Chesterfield Cobblepot nació entre esa vida de lujo, pero con una nariz puntiaguda y otros rasgos que recordaban a un pingüino, motivo de burla por parte de sus compañeros de clase, de sus hermanos y hasta de su cruel padre. No obstante, su madre lo adoraba y lo llamaba su «precioso niño».
Con la única compañía de sus pajarillos, y con una mente brillante para la tecnología y la estrategia, Oswald maquinó contra quienes le habían hecho daño. Él fue el responsable de la muerte de sus tres hermanos, así como de la de su padre, que murió de una neumonía. Aparentemente inocente a los ojos de la ley y de su madre, Oswald intervino en todas esas muertes. Tras fallecer su padre, su madre lo obligó a llevar un paraguas siempre encima, pues temía perder a su último hijo del mismo modo que perdió a su esposo.
El nombre de Cobblepot perdió su antiguo lustre y Oswald se embarcó en una carrera criminal. Aprovechó la escasa autoridad que aún conservaba su legado familiar y se estableció como jefe del hampa de Gotham. Enseguida tuvo de todo entre manos, desde robos de joyas hasta tráfico de armas ilegales. Asimismo, abrió como tapadera la Sala Iceberg, un club nocturno flotante. Por fin podía codearse con criminales y con la élite de Gotham City, aumentando la infamia de su apellido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.